Alrededor de 70 Hermanas Dominicas de Argentina, provenientes de distintas congregaciones y regiones del país, nos reunimos para realizar juntas un retiro espiritual, viviendo una semana  de silencio y oración. Estuvimos acompañadas por Fr. Rafael Colomé OP, quién bajo el lema “Invitadas a Contemplar la Palabra y ser portadoras de esperanza” nos ayudó a realizar, una lectura teologal de nuestra vida como mujeres consagradas.
La liturgia de las Horas, la celebración de la Eucaristía, los momentos de adoración al Santísimo Sacramento y las reflexiones de Fr. Rafael, nos ayudaron a experimentar la belleza y la alegría de seguir a Jesús según el estilo dominicano.

Nos unimos a la acción de gracias por los 50 años de consagración de las Hermanas Susana y Estrella de las Hermanas Dominicas de la Anunciata y el sí de Elisa de las Hermanas de Santa Catalina, quien se preparaba en esos días para realizar celebrar su consagración perpetua.

Un grupo de hermanas nos animaron cada día con su música y nos ayudaron a rezar con mucha alegría en el corazón, mientras otras  nos guiaron en el canto de los salmos cada día. El entrar en comunión desde la plegaria compartida nos fortaleció profundamente en la confianza en Dios y renovó en nosotras la alegría del alabrar, bendecir y predicar.
Han sido días preciosos en que impulsadas por el espíritu de Santo Domingo nos sentimos animadas a “Contemplar y dar lo contemplado”.

Retiro espiritual de las  Hermanas Dominicas de Argentina

Deja un comentario

Cerrar menú